Cultura en Barcelona: Marca versus Reputación

2000px-sagrada-familia

En las últimas semanas ha habido diversas iniciativas en las cuales se están recuperando debates sobre la dirección y futuro de la cultura en Barcelona que, a falta de ser novedosos, dan un cierto aire de “e pur si muove” por un  lado, e ignoran iniciativas que ya se están llevando a cabo por otro. Todo un reflejo de la situación que nos rodea.

En debates tipo “Pensar Barcelona” (Círculo de Economía + Barcelona Global) o “5 horas con Barcelona” (Hansel*i*Gretel – CCCB) se han puesto de nuevo cuestiones sobre la mesa como el modelo cultural y turístico de la ciudad, la poca asistencia de los ciudadanos autóctonos a los museos de Barcelona y lo poco sexis que éstos son, hacia donde debe ir el sector, etc. Debates por otra parte que hace años que está en el aire, y a las pruebas me remito con este post sobre los nuevos retos de la cultura (2013).

De todas formas está bien que se vuelva  sobre estas ideas, siempre es bueno refrescarlas. Para los curiosos, Ignacio Orovio en este artículo, nos hace un detalle de las conversaciones en el CCCB, en las cuales comenta cómo se respiró un “pesimismo esperanzado” respecto a la situación actual de la cultura en Barcelona. Esperanza, por otra parte, que algunos hemos mantenido desde hace años, sintiendo la coyuntura como una oportunidad y no como una desgracia, cosa que nos ha hecho imaginar, trabajar y experimentar empíricamente sobre los proyectos culturales y programaciones que hemos liderado, luchando muchas veces contra las corrientes conservadoras y “más de lo mismo” imperantes, pero encontrando también socios maravillosos que entendían lo que se proponía.

Celebro todas estas iniciativas y desde el fondo del corazón deseo que realmente sirvan para potenciar el necesario el binomio “proponer-realizar”. Llevamos ya muchos años debatiendo sobre la Barcelona post-Maragall, época fantástica y a la que tanto le debemos, pero hemos de seguir avanzando sin descanso y actuar sobre los retos que tenemos delante.

Dejadme que recoja algunas frases:

Josep Ramoneda comentaba en un artículo en El País: “La cultura no es promesa de nada, el velo que la separa de la barbarie es muy fino, pero ayuda a construir una vida más rica.”

Marina Garcés comenta a raíz de su nueva publicación “La ciudad princesa”, la idea de que “Barcelona no genera convivencia”,

Miquel Molina, en un dossier publicado por “La Vanguardia”, pone sobre la mesa reflexiones como “La ausencia de un liderazgo carismático ha derivado en los últimos años en una atomización de las energías y de la creatividad.”

Maricel Chavarría reivindica en el mismo suplemento hablando sobre los equipamientos de música clásica,  la necesidad de liderazgo con mentes lúcidas al frente de los equipamientos musicales y que dispongan de los recursos necesarios.

Marko Daniel (Fund. Miró) pone de manifiesto el potencial que tiene Barcelona, cuan importante es la cultura de manera global en la ciudad y las grandes preguntas que pueden ayudar a plantear a la sociedad los proyectos culturales.

Ignasi Miró (Fund. La Caixa) apunta a la necesidad de unas direcciones estratégicas a varios años vista (cosa que en los últimos tiempos las coyunturas políticas en todas las instituciones han dificultado.)

En este sentido cada vez veo más claro que los gestores y directores artísticos hemos de tener una visión abierta y transversal para afrontar los retos que impone la nueva manera de consumir cultura de la comunidad y dirigir las estrategias no sólo al público si no también al no-público.

Todas estas frases, que son una ínfima cantidad de lo que se ha puesto sobre la mesa y se pondrá, nos dan las pistas para tirar del hilo y trabajar en propuestas y estrategias que deben tener una mirada amplia, transversal y deberían fomentar los puentes y las alianzas.

reputacion-online.jpg

Todo esto me ha llevado a un debate interno y a la vez ha creado una necesidad. Ésta sería impulsar un cambio de mentalidad y poder pasar de pensar en la “MARCA Barcelona” a trabajar la “REPUTACIÓN de Barcelona” en cultura. También me ha aparecido en el debate la palabra “excelencia”, tan usada en cultura para disimular carencias que se ha pervertido su significado, perdiendo su sentido e interés. Ésto último en un próximo post lo tratamos.

Como gestor siempre me ha preocupado mucho más trabajar la reputación en los proyectos: Dícese de aquel estado de gracia que hace que la comunidad confíe en tí, se fidelice a tu proyecto y acuda segura de que lo que le vas a ofrecer tiene la calidad necesaria e indiscutible que está buscando. Que tengan en su ADN la idea de que es una apuesta segura, que tiene sentido y les aporta contenido. Y esto ni se genera de la noche a la mañana ni depende en su mayor parte de terremotos políticos y discusiones territoriales. Se genera cuando tu proyecto cumple sus compromisos y expectativas a lo largo del tiempo con la comunidad a la que se dirige.

Hay que dar una vuelta a esta premisa y sobretodo buscar gestores que sean capaces de apostar por propuestas con visión del entorno, imaginación, coherencia y conocimiento profundo de la materia. Que generen proyectos y programaciones con personalidad propia que aporten a la comunidad alguna cosa más que un simple producto de consumo, proceso en el que indudablemente tiene un importancia brutal la construcción de un relato coherente como afirma Pepe Zapata. Esa reputación que muchos equipamientos y propuestas internacionales he podido comprobar en primera persona trabajando en sus programaciones, que la tienen y que hace que se aglutine en torno a ellas una comunidad con la cual es posible con el tiempo realizar cambios de hábitos y sociales que van más allá de las simples intenciones y se convierten en realidades.

Estamos en un momento en el que escuchar, consensuar y colaborar es importantísimo por parte de todos los actores que intervienen en la cultura. Una oportunidad de oro para cambiar las cosas, para actualizar su gestión y ponerla al servicio de una ciudad y una comunidad con un potencial tan excepcional como Barcelona. No la desaprovechemos.

Resultado de imagen de churchill quieren ser algo

Enric

Sigamos en contacto! Facebook · Twitter

Anuncios

Acerca de Enric

Barítono | Director artístico | Profesor del Master de Gestión cultural de la Univ. Carlos III (Madrid)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: