LA NAVE (Teatro Calderón·Valladolid): Proyecto cultural top para la edad olvidada

fuegos-la-nave-teatro-valladolid-1024x512

Recientemente la vida me ha regalado una experiencia reveladora, de esas con las que uno piensa: “no estás loco e la nave va!”.

Hace años que creo que en los proyectos educativos culturales, esos que se hacen por doquier y sin descanso en auditorios y teatros varios y diversos, hay una edad que va de los 16 a los 26 que son los grandes olvidados. Los directores artísticos se matan por crear y programar espectáculos familiares desde hace 25 años enfocados a público infantil y familias, y pese a eso la asistencia y el número de público que asiste a las programaciones sigue descendiendo.

Cuando los jóvenes llegan a la adolescencia y entran en esa edad difícil, esa edad de la reivindicación, de la autoafirmación, la creación de la personalidad y la rebeldía, son dejados de la mano de Dios en las programaciones y los perdemos por el camino. Por eso después de tanto esfuerzo por hacer que los niños vayan a ver óperas, espectáculos musicales o teatro dedicados a ellos, llega un momento en el que no se sienten identificados con la oferta, básicamente por que no la hay. Faltan herramientas y valentía para ofrecer un producto atractivo para una edad tan difícil y en la que se debe competir con una ingente cantidad de estímulos externos e internos.

Pues bien, hay luz al final del túnel!!! En medio de esta interminable lista de eventos, mesas redondas y artículos en general que nos invade desde hace años y de donde no se sale de la teoría explicada desde una silla, y sólo se dice lo mal que estamos y lo que “habría que hacer” para cultivar, educar y aumentar las audiencias, aquí tenemos un ejemplo de lo que decía mi padre: “obras son amores y no buenas razones”. Vamos, menos hablar y más actuar.

He estado en el Teatro Calderón de Valladolid y he visto “in person” una apuesta de sus responsables por ofrecer una alternativa a estos jóvenes que necesitan algo más que un espectáculo “dámelo todo hecho”. Se trata de LA NAVE. Una iniciativa de desarrollo y creación escénica para jóvenes, que surge de los responsables del teatro y capitaneada artísticamente por Nina Reglero, directora de la Compañía Rayuela.

He podido asistir a los ensayos y he flipado en colores. Aquell@s mism@s jóvenes que se dedican a insultar y tirar chinas a los intérpretes cuando van con el instituto a ver una ópera o concierto, aquí los 50 0 60 “navegantes” que participan en el proyecto están implicados como si les fuera la vida en ello. La razón es bien fácil: el espectáculo lo crean íntegramente ellos, es una obra suya y se pueden expresar como quieran. Los directores artísticos y sus colaboradores simplemente les ponen unas pautas, les ordenan el trabajo y los guían en el proceso creativo para que no se pierdan por el camino . A partir de un tema actual para la comunidad, donde los jóvenes difícilmente son escuchados cuando expresan su opinión, se genera el espectáculo. Ell*s participan en todo: en la creación de los textos, la dramaturgia, la música, la escenografía, el vestuario… Esto crea una identificación total con los mensajes que se transmiten, con el proceso creativo y con el resultado. La experiencia es directa, de verdad, les engancha y les apasiona. Meten en su ADN el hecho de la manifestación artística desde el propio escenario, con lo cual el público asistente, especialmente sus compañeros generacionales, conectan inmediatamente con lo que están viendo porque se identifican con ello y con ellos.

Qué queréis que os diga, a mi me parece una apuesta arriesgada, exitosa y de sacarse el sombrero. Los responsables del teatro y del proyecto pueden estar más que satisfechos, y otras programaciones del país harían muy bien en colaborar con este proyecto, o generar otros nuevos pero de manera valiente y sin miedo a perder el control, dejando que los directores a los que se les ha dado la confianza de capitanearlo lo puedan desarrollar sin cortapisas. Sólo con esta valentía y creando estas identificaciones en sus mentes haremos que nuestros jóvenes no se pierdan por el camino, se aficionen al arte, la cultura y no sólo que la creen, si no que además la consuman.

Para vuestra información: el espectáculo “Fuegos” que crearon en el 2017 y participó con 4 funciones en el Festival Internacional de Teatro y Artes de Calle de Valladolid (TAC 2017), ganó el Premio al mejor espectáculo de la sección Estación Norte.

PD: no os perdáis tampoco el proyecto LA NAVE Senior dedicado a personas mayores de 65 años.

Querid@s navegantes: GRACIAS por derribar el estereotipo de que que cultura y juventud están reñidos. No lo están y vosotr@s sois el vivo ejemplo.
Enric
Sigamos en contacto! Facebook · Twitter
Anuncios

Acerca de Enric

Barítono | Director artístico | Profesor del Master de Gestión cultural de la Univ. Carlos III (Madrid)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: